Open Font Library y el movimiento por fuentes libres

thumb (12)Open Font Library es una comunidad que concentra esfuerzos por reunir y potenciar acciones en favor del movimiento por fuentes libres, y funciona como un repositorio o catálogo de fuentes. Cualquier diseñador puede colaborar enviando su familia tipográfica licenciada bajo Open Font Licence ó equivalente.

Una fuente libre no es una fuente gratis. La mayoría de las fuentes gratis son freeware, es decir pesan casi las mismas restricciones de uso que sobre las de pago.

Actualmente los diseñadores disponemos de una licencia libre especial para tipografía, elaborada junto con diseñadores y consensuada con organizaciones referentes del movimiento de software libre: la SIL – Open Font License. Su objetivo es dar lineamientos y respaldo legal a los diseñadores que deseen compartir, mejorar y diseñar fuentes de manera colaborativa, atendiendo las particularidades propias del diseño tipográfico. En el wiki de Open Font Library hay bastante información sobre licencias libres para fuentes digitales.

Entre las consecuencias del licenciamiento cerrado que actualmente llevan la mayoría de las fuentes tipográficas, una de las más absurdas es la inédita situación a la cual queda expuesto el lector: se ve obligado a adquirir una licencia tipográfica para poder leer un texto cualquiera en una computadora, situación impensable en sustratos precedentes: libros, cine, TV, donde no era necesario pedirle permiso a Linotype para leer un texto usando helvetica. Five Steps to Font Freedom describe esta situación y plantea alternativas posibles (traducción en versvs’ blog: Cinco pasos para la libertad de las fuentes?).

Free Font Movement

Hace ya una década, en la lista de discusión del grupo involucrado en el desarrollo de los CSS para la web, un participante proponía la posibilidad de implementar una metodología semejante a la usada en comunidades libres/código abierto como GNU o Apache, pero en la producción de alternativas tipográficas libres de calidad. David Crossland cita este texto en su blog, como un antecendente de esa idea,diseñar fuentes con licencias libres, en forma colaborativa.

Hace poco la reconocida diseñadora Ellen Lupton también abordó la cuestión. Exploró con Free Font Manifesto, y armó algo de revuelo su conferencia en Atypi Lisboa 2006. Su punto de vista hace incapié especialmente en el concepto de regalo: ‘a gift to humanity’, un enfoque que frecuentemente aumenta la controversia. Compartir o trabajar en forma colaborativa son los verdaderos motores de las comunidades libres y esto naturalmente, no excluye la posibilidad ganar dinero o hacer negocios. ‘free as in free speech, not as in free beer’ reza la clásica definición.

Actualmente, dentro del ámbito de la tipografía crecen espacios que impulsan el diseño colaborativo de fuentes, como la mencionada Open Font Library ó Typeforge enfocado en el uso de Fontforge (una herramienta libre y profesional para diseño de fuentes). Esto nos lleva a plantear la pregunta:

¿Es posible pensar en dinámicas semejantes a las del software libre en el contexto de la creación tipográfica? algunos indicios pueden descubrirse en la motivación de algunos procesos precedentes:

Extender o diseñar tipografias para alfabetos poco comunes:

Al no conformar un nicho económicamente atractivo, la mayoria de las fuentes tipográficas no contemplan el diseño de algunos caracteres especiales requeridos por esos idiomas. A diferencia de las fuentes que no autorizan cambios, la libertad de modificarlas, o de hacer obras derivadas, permite incorporar aportes de los grupos interesados. Un ejemplo es la fuente Deja Vu, trabajo derivado y extensión de Bitstream Vera o la tipografía Charis de SIL international a partir de Bitstream Charter.

Organizaciones y colectivos contribuyen al desarrollo de fuentes para alfabetos menos difundidos, como una forma de preservar su patrimonio lingûístico y cultural. Un ejemplo, Greek Font Society, o la mayoría de las iniciativas impulsadas por SIL internacional.

El estándar Unicode

Si una fuente necesita abarcar una área significativa del estándar unicode, una producción en forma colaborativa puede ser conveniente por la extensión del trabajo. Por ejemplo Free UCS Outline Fonts del proyecto GNU impulsa el desarrollo de un paquete de fuentes para entornos de escritorio libres, que cubra el Conjunto de Caracteres Universal (es decir alrededor de 100.000 caracteres!). También, lapremiada tipografía Gentium, liberada bajo OFL, fué diseñada con la intención de aportar un recurso tipográfico libre para edición y publicación, abarcando todo el rango unicode para alfabetos latinos.

Proyectos FLOSS

La necesidad de muchas empresas, consorcios o comunidades de contar con fuentes licenciadas de manera compatible con sus proyectos FLOSS, impulsó o patrocinó la liberación de tipografías, que se sumaron al acervo de fuentes de calidad libres que disponemos hoy. Algunos ejemplos relevantes:

  • En 1991 Bitstream inc. liberó la fuente Bitstream Charter y Bitstream Courier, para el MIT X consortium, quien patrocinaba en ese momento el sistema de ventanas X Window utilizado por la mayoria de los sistemas operativos libres.
  • A mediados de los 90, Artifex adquirió el paquete de las 35 fuentes Postscript estándar a la fundidora alemana URW++ para liberarlo bajo GPL para el sistema Ghostscript (el intérprete libre del lenguaje de impresión Postscript).
  • La familia tipográfica Vera, liberada en 2003 por Bitstream para el entorno de escritorio GNOME.
  • La distribución GNU/linux Red Hat, anunció en 2007 el paquete de fuentes Liberation con el objetivo de reemplazar gran parte de las fuentes estándar no-libres en escritorios.
  • Recientemente, la fuente Droid (liberada bajo la licencia libre BSD), diseñada por Ascender Corporation para Open Handset Alliance el consorcio detrás de la plataforma para celulares Android.

Por último, establecer restricciones artificiales sobre el uso del conocimiento, implica valoraciones éticas, una cita de Eben Moglen, profesor de derecho en la Universidad de Columbia y activista de la FSF es elocuente:

La cuestion ética planteada por el surgimiento de la nueva economía de bits es muy simple: si todos podemos tener algo al mismo precio que puede tenerlo uno solo ¿cual es la justificacion ética para excluir a cualquiera de algo?

( Eben Moglen )

El relato precedente corresponde a acontecimientos mas o menos recientes, pero son sólo ideas que renacen. El software al igual que la tipografía no siempre fue cerrado/privativo, y desde finales de los ‘70hay antecedentes de fuentes tipográficas y sistemas de publicación digital con una filosofía libre: un matemático sostenía en aquellos años que ciertas fórmulas generaban curvas intrínsecamente bellas para sus letras… pero eso es historia para otro post.